Bienestar en el negocio

Hay una clara tendencia en las organizaciones a prestar mayor atención al bienestar de los profesionales. Pasamos gran parte de nuestra vida en el entorno laboral y, evidentemente, a mayor percepción de bienestar en el negocio , mejor actitud, mayor contribución y más alto rendimiento.

Retos de RRHH

Los retos a los que se enfrentan los profesionales de RRHH son:

  • Identificar las variables de bienestar en las que se puede influir.
  • Disponer de herramientas de diagnóstico que permitan realizar un análisis de la realidad fiable y objetivo.
  • Determinar objetivos de mejora del bienestar con impacto real en indicadores de negocio y clima organizacional.
  • Diseñar planes de intervención contando con profesionales del ámbito Wellness que, además, tengan un profundo conocimiento del entramado organizacional.
  • Medir el retorno de la inversión en tiempo y dinero de las acciones encaminadas a mejorar el bienestar.

Superar estos retos permite definir planes estratégicos y sostenibles que provoquen una transformación cultural con impacto real y medible en la cultura organizacional con una integración coherente en la estrategia empresarial. En caso contrario, los planes “Wellness” se convierten en acciones aisladas con gran dificultad para medir su impacto o vincularlas a resultados más allá de su posible incidencia en la encuesta de clima.

Wellness en las organizaciones

El movimiento “Wellness” en las organizaciones empieza a cobrar fuerza y, afortunadamente, cada vez contamos con más herramientas que nos permiten medir el bienestar y evaluar el impacto de las acciones de desarrollo en ese sentido. Un ejemplo de estas herramientas son el DISC Wellness, los radares 360º en ámbito bienestar, valores motivacionales, dispositivos biométricos, etc.

La figura del Wellness Coach Ejecutivo adquiere relevancia y lo ideal sería que reuniera los siguientes requisitos:

  • Conocimiento de diferentes disciplinas de bienestar que permitan implementar planes de forma holística.
  • Experiencia en consultoría estratégica de RRHH que permitan vincular los planes a indicadores de negocio.
  • Dominio de herramientas de diagnóstico y evaluación que permitan demostrar la efectividad de los programas
  • Cualificación en metodologías de desarrollo como coaching, mentoring y formación que permitan ejecutar los planes de la forma más adecuada.

La transformación cultural en las organizaciones comienza por el cambio de hábitos en las personas que forman parte de ella y conlleva tiempo y esfuerzo. Es importante conseguir un alto nivel de motivación y confiar plenamente en el beneficio de obtener resultados, por lo que estos deben ser medibles.

“Lo que no se puede medir, no se puede mejorar”

P.Druker